La vejez es como un coche. La pintura puede ocultar el exterior, pero las líneas revelar la edad.