Una buena conciencia es una Navidad continua. ~Benjamin Franklin