Si no siembras en la primavera, no cosecharás en el otoño. ~Proverbio irlandés