Dios nunca construyo a un cristiano con suficiente fuerza como para llevar a los deberes de hoy y ansiedades de mañana apilados encima de ellos. ~ Theodore Ledyard Cuyler