Mantenga su cara a la luz del sol y no puede ver las sombras. ~ Helen Keller