No es la montaña que conquistamos sino de nosotros mismos. ~ Edmund Hillary