Los cielos están bendecidos por descanso perfecto, pero la bendición de la tierra es trabajo duro. ~ Henry van Dyke