Un solo pensamiento de agrado dirigida al cielo es la oración más perfecta. ~ Gotthold Ephraim Lessing