Nuestra ira y enojo son más perjudiciales para nosotros que las cosas mismas que nos irita y molesta. ~ Marco Aurelio