Pedir a Dios, pero remar lejos de las rocas. ~ Proverbio indio