El día más desperdiciado de todos es aquel en que no hemos reído. ~ Sebastián Chanfort