Las puertas de la oportunidad se llaman "empuje" y "tire".