Apreciar los momentos felices--hacen un buen colchón para cuando seas mayor.